CONTEXTO HISTÓRICO DE LA BIOLOGÍA FORENSE


Desde los inicios de la humanidad, mucho antes de las primeras grandes civilizaciones, comienzan a surgir los primeros problemas delictivos. De hecho, no podríamos negar que desde el momento que existe el derecho de uno existe de manera inalienable el riesgo de que ese derecho le sea arrebatado por alguien más fuerte, por lo que surge la necesidad de establecer normas de convivencia y de castigar a quienes las infringen. Dichas normas no siempre estaban dirigidas a proteger los derechos individuales en general, sino más bien, los intereses del individuo o grupo más poderoso.

Entendiendo que la administración de justicia se da a través de la búsqueda de la verdad. Esta búsqueda ha ido evolucionando acorde a los tiempos, desde la verdad revelada por el dedo de Dios, llamada también JUSTICIA DIVINA u ORDALÍA, en donde el chamán, considerado un ser dotado de poderes mágicos, es el nexo entre los dioses y los mortales humanos, por lo que se convertiría en el aplicador de justicia y el hierro candente, el fuego directo, el agua hirviente, el veneno, la magia y la adivinación sus métodos. Haciendo de las ordalías la primera forma de administración de justicia.

Luego en las denominadas sociedades bárbaras, se da la aparición de los conocidos duelos o PUGNA DUORUM (duelo judicial), en donde la habilidad y la fuerza eran decisivas, el vencedor tenía la razón y el vencido era el culpable o no tenía la razón.

Ya en la edad media, se empieza a utilizar la SAGRADA CONFESIÓN obtenida gracias a torturas y abusos, aplicadas tanto por jueces o clérigos en la santa inquisición.

En la edad Moderna, hace su aparición la denominada reina de las pruebas, conocida como la PRUEBA TESTIMONIAL, muy utilizada en las famosas ejecuciones religiosas en el siglo XVII en la Nueva Inglaterra Norteamericana.

Los juicios de Salem fueron una serie de audiencias locales, posteriormente seguidas por procesos judiciales formales, llevados a cabo por las autoridades con el objetivo de procesar y después, en caso de culpabilidad, castigar delitos de brujería en Massachusetts, entre febrero de 1692 y mayo de 1693. Este acontecimiento ha sido usado retóricamente en la política y la literatura popular como una advertencia real sobre los peligros del extremismo religioso, acusaciones falsas, fallos en el proceso y la intromisión gubernamental en las libertades individuales.

Ya a finales de la era moderna, donde se comienza a dar valor a la dignidad individual del hombre, surge la nueva idea de investigar los delitos y apresar a los delincuentes, nace también el concepto de investigar antes de castigar. Por lo que, en contraposición a las engañosas confesiones de testigos, surge la PRUEBA INDICIARIA, como mudo testigo de un hecho, que no miente; la cual ya tiene sus orígenes en el hombre primitivo, quien era capaz de seguir las huellas de las pisadas de sus presas, para poder cazarlas, habilidad que ha quedado dormida en el hombre moderno.

Existen antecedentes de la utilización de la evidencia indiciaria en tiempos anteriores a la era moderna. En el año 1000 el jurista romano Quintilliano, probablemente padre de famoso orador Marco Fabio Quintiliano, usó como prueba para absolver a su cliente un hombre ciego acusado de asesinar a su madre ante la Corte Romana, comparando la impresión de una palma sangrante hallada en la escena la cual no coincidía con la mano de su cliente.

Y en la en la China del siglo XIII, se escribe el famoso libro “Hsi Duan Yu” (Borrando las Huellas del Crimen), considerado el primer libro de medicina legal de autor anónimo, en este libro está registrado el primer antecedente del uso de insectos en la solución de un caso de homicidio.

El primer uso histórico de la entomología en la investigación de los crímenes se dio en la China del siglo XIII. Song Ci, un intendente Judicial, escribió un manual médico titulado el Borrando las Huellas del Crimen. Song, describe como se utilizó por primera vez la entomología forense para investigar un asesinato en un pueblo. Los hombres de la aldea fueron convocados, y se les ordenó llevar a sus hoces. La víctima del asesinato había sido degollada con una hoz. Song Ci predijo con exactitud que el propietario de la hoz con moscas zumbando sobre él era el asesino, ya que las moscas son atraídas por la sangre.

Paralelamente al proceso histórico de las formas de administrar justicia, el avance del conocimiento humano, el desarrollo tecnológico y científico, permiten un mejor entendimiento de la naturaleza humana, haciéndose descubrimientos importantes en la física, química, biología y conducta humana.

Es demás conocida la leyenda de "Eureka" de Arquímedes de Siracusa (287-212 a.C.), donde se narra cómo inventó un método para determinar el volumen de un objeto con una forma irregular. El Rey Hierón II ordenó la fabricación de una nueva corona con forma de corona triunfal, y le pidió a Arquímedes determinar si la corona estaba hecha solo de oro o si, por el contrario, un orfebre deshonesto le había agregado plata en su realización. Arquímedes tenía que resolver el problema sin dañar la corona, así que no podía fundirla y convertirla en un cuerpo regular para calcular su masa y volumen, a partir de ahí, su densidad. Mientras tomaba un baño, notó que el nivel de agua subía en la bañera cuando entraba, y así se dio cuenta de que ese efecto podría ser usado para determinar el volumen de la corona. Debido a que el agua no se puede comprimir, la corona, al ser sumergida, desplazaría una cantidad de agua igual a su propio volumen. Al dividir el peso de la corona por el volumen de agua desplazada se podría obtener la densidad de la corona. La densidad de la corona sería menor que la densidad del oro si otros metales menos densos le hubieran sido añadidos. Cuando Arquímedes, durante el baño, se dio cuenta del descubrimiento, se dice que salió corriendo desnudo por las calles, y que estaba tan emocionado por su hallazgo que olvidó vestirse.

A mediados del siglo XIX, la gente ya tenía una idea más clara acerca del investigador detective, el cual se encargaba de analizar evidencias físicas, esto es, las sustancias naturales o sintéticas dejadas en el lugar del crimen, lo mismo que de interrogar a los testigos para conseguir datos sobre quienes habrían podido ser los autores y empezaron a practicase pruebas biológicas y químicas para establecer si determinada sustancia era sangre y de que especie animal en particular podría provenir.

La historia de las Ciencias Forenses y la Criminalística no tiene una sola persona a quien acreditar su origen. De hecho, mucha de las tecnologías usadas por las ciencias forenses ha sido tomada prestada de otras ciencias y han sido aplicadas al proceso de administración de justicia. Han existido muchos contribuyentes al nacimiento de este campo.

En la década de 1880, Sir Arthur Conan Doyle escribe sus novelas con su protagonista Sherlock Holmes, quien era un investigador que se basaba tanto en la química y la biología como en la lógica inductiva para solucionar muchos crímenes y para quien todo era “elemental”. A este personaje de ficción es a quién frecuentemente se le acredita ser el padre de las ciencias forenses.

Dr. Edmond Locard, criminalista francés que fue Incluso a veces referido como el "Sherlock Holmes de Francia." En 1910 fundó el primer laboratorio forense del mundo en Lyon. Autor del famoso principio de Locard o principio de intercambio de evidencias.

En la década de 1910 varios personajes se agregaron a esta lista de contribuyentes a la historia de las ciencias forenses, entre los que destaca Edmond Locard, quien inspirado en el personaje de la obra literaria Sherlock Holmes, crea el primer laboratorio forense del mundo para la policía de Lyon en Francia, tuvo tanto éxito que inspiró la formación de otros laboratorios forenses y de criminalística en Europa y los Estados Unidos y con él también se inicia el fascinante mundo del estudio de los pelos, fibras y el polen denominadas evidencias a base de rastros.

A continuación, se mencionan algunos hechos científicos o históricos que en mi concepto forman hitos del aporte de la biología a las ciencias forenses.

En 1839 H. Bayard publicó una técnica de detección de espermatozoides por microscopía.

Ludwig Teichmann en 1853 en Polonia, desarrolló el primer ensayo cristalográfico para hemoglobina, usando cristales de hemina o hematina. La reacción de Teichmann (también conocida como el test de Teichmann) está directamente relacionada con la hemina, que es una sustancia derivada de la hemoglobina, con la particularidad de conservarse durante más tiempo que otros elementos que contiene la sangre. El Primer test de certeza de detección forense de sangre.

Ludwig Karl Teichmann Stawlarsky, físico y anatomista polaco que, en el año 1953, presentó al mundo de las ciencias forenses la “Reacción de Teichmann”.

En 1863 el científico alemán Christian Friedrich Schönbein, descubre la habilidad de la hemoglobina para reducir el peróxido de hidrógeno, provocando una espuma o burbujeo (primer test presuntivo para sangre).

Christian Freidrich Schonbein (1799-1868) desarrolla el primer ensayo confiable que permitiera detectar la presencia sangre.

En 1900 Karl Landsteiner descubre la existencia de grupos sanguíneos humanos, por lo que recibió el Premio Nobel en 1930, posteriormente en 1940 Landsteiner y A.S. Wiener descubren el factor sanguíneo Rh y Leone Lattes profesor del Instituto de Medicina de Turín, en 1915 desarrolló el primer test de serológico para grupos sanguíneos y lo utilizó para resolver el primer caso de paternidad.

Karl Landsteiner (Viena, Austria, 14 de junio de 1868– Nueva York, 26 de junio de 1943) fue un patólogo y biólogo austriaco. Descubrió y tipificó los grupos sanguíneos. Se le concedió el Premio Nobel de Fisiología o Medicina en el año 1930.

En 1901 Paul Uhlenhuth, un inmunólogo alemán desarrolla la técnica de precipitinas como test para determinar la especie en sangre.

Paul Uhlenhuth, este inmunólogo se hizo famoso en los anales de la ciencia forense por desarrollar una prueba de precipitación que permitía distinguir la sangre humana de la sangre animal, descubrimiento de gran en la justicia penal en el siglo 20.

Posteriormente en 1904, los hermanos Oskar and Rudolf Adler, de nacionalidad alemana; desarrollaron un test presuntivo para sangre basado en la bencidina, una nueva sustancia producida por MERK, esta prueba, llamada reacción de Adler, utilizada para determinar la presencia de sangre en una sustancia determinada mediante la adición a una muestra de 1 ml de una solución saturada de bencidina en ácido acético glacial y un volumen igual de peróxido de hidrógeno al 3%; una reacción púrpura azulado ocurrirá si la sangre está presente. La prueba se aplicó en la ciencia forense, pero fue abandonado en los años 1970 cuando se descubrió que la bencidina era cancerígena.

En 1912 Masao Takayama desarrolló otro método microcristalográfico para detectar hemoglobina, usando cristales de hemocromógeno.

El profesor John Glaister en su obra "Pelos de Mamíferos Desde el Aspecto Médico-Legal", publicado en 1931 y se convirtió en un recurso conocido y ampliamente utilizado para la información de análisis de cabello.

En 1977, se publica la obra "Microscopía de Pelos: Una Guía Maual Práctico” de John Hick en donde se expuso las bases para el análisis de cabellos por el examinador forense. Esto estableció la relevancia de pelo y análisis de fibras en el campo de la investigación criminal.

Walter Specht, en 1938 en Alemania desarrolló el reactivo quimio luminiscente luminol para test presuntivos de detección de sangre.

1945 Frank Lundquist, en Noruega desarrolla el primer test de detección de fosfatasa ácida en semen, en 1963 D.A. Hopkinson y otros identificó la naturaleza polimórfica de la fosfatasa ácida de eritrocitos (EAP).

A pesar de los progresos realizados por Song, Redi, Reinhard y Megnin, el desarrollo continuo y coherente en entomología forense había sido inexistente hasta la mitad del siglo XX. Los modernos entomólogos forenses de hoy fueron dirigidos por el profesor Bernard Greenberg, de la Universidad de Chicago. Greenberg estudió los insectos en la universidad a finales de 1940 y en 1976 fue invitado a dar su dictamen respecto de insectos en un caso de asesinato. Introdujo los conceptos de ADH Y ADD, (grados centígrados acumulados en horas y días, que permiten calcular el intervalo post mortem (IPM) con mayor exactitud.

El americano, Bernard Greenberg, de la Universidad de Illinois de Chicago es ampliamente considerado como el padre de la entomología forense moderna. Su formación original estaba en acarología, pero después de obtener su título de maestría, Greenberg dirigió su atención a las moscas verdes que constituyen la familia Calliphoridae y ahora es una autoridad mundial en esta familia.

En 1983 La reacción en cadena de la polimerasa (PCR) fue concebido por Kary Mullis, en la Corporación CETUS. Publicado recién en 1985.

En 1984 Sir Alec Jeffreys desarrollo el primer test de tipificación de DNA, utilizado en la detección de un patrón RFLP multilocus. Publicado en la revista NATURE en 1985. Esta nueva tecnología es utilizada por primera vez en una corte inglesa en un caso de violación y homicidio en 1986.

Sir Alec John Jeffreys, genetista británico que desarrolló las técnicas de la huella genética y del perfil de ADN que, en la actualidad, son usadas por la ciencia forense para ayudar a la policía en sus trabajos de investigación. La misma técnica se ha demostrado muy útil para resolver litigios sobre paternidad.

Henry Erlich desarrolla la técnica de PCR, usado en kits comerciales forenses, para HLA DQ-alpha (DQA1), Thomas Caskey, en Texas, desarrollan kits comerciales de uso forense para tipificar STR-DNA. Laboratorios ROCHE en 1994 desarrolló un kit de cinco polimarcadores, conjuntamente con HLA-DQA1, mucho más recientemente en 1997 es usado por primera vez en EEUU la tipificación de ADN mitocondrial en una corte y la historia continua.

Referencias Bibliográficas:

1. Encyclopedia of Forensic Science By Suzanne Bell. Facts on File. Inc. New York. 2008.

2. Forensic Chemistry. By David E. Newton. Facts on File. Inc. New York. 2007.

3. Forensic Science: An Encyclopedia of History, Methods, and Techniques By William J. Tilstone, Kathleen A. Savage, Leigh A. Clark. ABC – CLIO. Santa Bárbara California. USA. 2006.

4. History of Forensic Science. 2016.

http://www.mycriminaljusticecareers.com/forensic-science/history-of-forensic-cience/#modern.

5. History of Hair and Fiber Analysis.

http://bhoehnforensics.blogspot.pe/p/history-of-hair-and-fiber-analysis.html

6. Introduction to Criminalistics: The Foundation of Forensic Science. By Barry A.J. Fisher, William J. Tilstone, Catherine Woytowicz. Elsevier Academic Press. USA. 2009.

7. Sourcebook inForensic Serology, Immunology, and Biochemistry Unit IX: Translations of Selected Contributions to the Original Literature of Medicolegal Examinations of Blood and Body Fluids. U. S. Department of Justice. National Institute of Justice. R.E. Gaensslen, Ph.D. Professor of Forensic Science University of New Haven West Haven, Connecticut. August 1983.

8. The Forensic Science Timeline can also be found as an appendix in our recently published book. Principles and Practice of Forensic Science: The Profession of Forensic Science. http

#BIOLOGIA #GENETICA #ENTOMOLOGÍA

244 vistas0 comentarios